Capitulo 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Capitulo 2

Mensaje por MMPC90 el Miér Dic 23, 2015 3:02 am

Capitulo 2
Erika y Marcus -Relación-
Erika se entrega a Marcus

Erika    era   la    menor   de las   tres    hermanas Wilson,   y   la última     "princesita"    que    quedaba por ingresar    a   la Sociedad.   Por supuesto   ella   estaba   ansiosa de que aquel día por fin llegara. Lo esperaba anhelante desde que había descubierto aquello, incluso antes de que sus hermanas le contaran. Lo descubrió cuando tenía unos catorce años, cuando siguió a su hermana mayor a escondidas.

Desde que tiene uso de razón se ha dedicado al modelaje, probablemente desde champú para bebés hasta ropa interior, ahora de adulta. Apenas terminó la escuela decidió que se dedicaría a ello de forma profesional y ha volcado toda su atención en ello, así como en sus entrenamientos y estudios para formar parte de la sociedad. Aunque por ser modelo no le han faltado pretendientes y carroñeros a su alrededor, Erika solo ha salido con algunas chicos (y chicas) pero se mantiene firme en la idea de conservar su virtud, como le dice Ginny, hasta el momento de la iniciación, o eso era lo que pensaba hasta que conoció a Marcus…

Marcus Felt es un prominente Psiquiatra al que conoció en una reunión de beneficencia hace unos meses. Un tipo que le saca algo más de diez años, pero el único que la ha tratado con respeto y la ha hecho sentir que vale más que solo su cuerpo y su cara bonita. Marcus es el mentor de Daniel, que además de pertenecer a la sociedad de las mariposas, fue su compañero de escuela. Inocente de todo, Marcus  no sabe   que  existe  la sociedad y  ni  Erika, ni Daniel   han   querido  incluirlo  a  ella  pues  él   es  un   hombre  reservado    y  tradicionista,   ni   siquiera  soportaría  la  idea  de  que  su  novia  pudiese  ser  compartida  en  la  cama  con   otra  persona.

Ahora que la fecha de la iniciación de Erika ha llegado, la duda la invade. Por una parte, es algo que ha estado esperando, y por otra parte, está Marcus y lo que siente por él. Que si bien no es amor, es una gratitud y un cariño inmenso. Luego de una larga conversación consigo misma, Erika al fin decidió que lo primero que hará será entregarse a Marcus, y posteriormente entrar en la sociedad. Por una parte, ganaba algo de experiencia y por otra parte, en realidad también sentía algo por Marcus, llámese solo deseo o algo más.

Cuando Erika tomó la decisión le envió un claro y corto mensaje de texto a Marcus:

>>Te deseo.

A lo que él respondió con una invitación para pasar el fin de semana en una pequeña propiedad que poseía desde hace muchos años en Venecia. Era ahora o nunca, pensó Erika. La idea de pasar el fin de semana entero en brazos de un hombre como Marcus le resultaba tan tentadora que se sintió culpable por no decirle lo de la sociedad.

Quiero ser tuya- Le había susurrado al oído, mientras volaban desde Londres —Quiero que me hagas tuya.

Marcus, que era un tipo bastante controlado, se limito a acariciar el muslo de Erika como respuesta, aunque ella sospechaba que le estaba costando bastante no llevársela arrastras al baño del avión.

Marcus se había divorciado de su esposa hacía algunos años atrás. Ella, Penélope, había sido su primer gran amor, por lo que nadie se sorprendió cuando, justo después de graduarse, se casaron. Ella le había estado engañando con su contador y, a pesar de estar tan locamente enamorado, no pudo seguir permitiendo que le vieran la cara de tonto. Sin embargo, aquellas cosas son de las que las personas como Marcus no se recuperan fácilmente, aunque cuando vio por primera vez la sonrisa de Erika Wilson, pensó que estaba curado.

Ahora que veía la figura de Erika a contra luz, mientras el ocaso de Venecia le daba tonos dorados a su piel no podía evitar sentirse como un tonto enamorado de nuevo. Ella era bastante joven, poco más de diez años menor que él, y aunque sabía que aquello podía ser demasiado bueno para ser verdad, no dudo en caer a sus pies apenas ella sonrió.

Le encantaba sentir los suaves dedos de Erika acariciando su rostro mientras lo besaba apasionadamente, la forma en que se sonrojaba cuando sus pechos rozaban contra él. Sabía que ella no era del todo una chiquilla inocente, pero le encantaban aquellos detalles. La forma en que su boca formaba una perfecta O cuando su mano se aproximaba por su muslo hacia su entrepierna... La idea de que Erika le deseara le resultaba embriagante, y pensaba darle el mejor fin de semana.

— ¿Te gusta lo que ves? — Le preguntó, refiriéndose al paisaje y acercándose por detrás mientras ella estaba apoyada en el barandal de la ventana, contemplando los canales. Acarició suavemente su cintura y apartó el cabello para besarle el cuello repetidas ocasiones.

Erika se estremeció suavemente y por instinto arqueo la espalda, pegando su trasero contra Marcus. Aquello le volvía loco, tanto o más que a ella sus besos en el cuello. Soltó un pequeño gemido y pensó «Si esto lo siento ahora ¿Qué sentiré cuando esté en mi iniciación? » Dicho pensamiento pareció encender totalmente la llama que, desde que Marcus comenzó a besarla, parecía estar soltando chispas. Froto suavemente su trasero contra Marcus y susurro:

— Ya no aguanto más—

— ¿Qué quieres? — Preguntó él, antes de darle un suave mordisco al lóbulo de su oreja.

— A ti— Respondió, sabiendo lo que esas palabras causarían en él. Nunca antes había usado a una persona para un fin personal de aquella forma, pero… «Siempre hay una primera vez» Se dijo.
avatar
MMPC90
Admin

Mensajes : 15
Fecha de inscripción : 14/12/2015

Ver perfil de usuario http://historiascompartidas.forovenezuela.net

Volver arriba Ir abajo

Re: Capitulo 2

Mensaje por Talita el Vie Ene 01, 2016 1:17 am

Al  comienzo no dijo  nada,  simplemente  continuaba  rozando   su   piel  contra  la  de  ella  y   jugueteaba  un   rato    en   su   cuello   dándole   suave  mordiscones,   solo  para  sentirla  estremecer y  con   sutiliza  torturarla.
— espera solo un poco y  te  daré lo  que  gustes  — le  susurró  en  el  oído,  ella  lanzó  un  gemido  de protesta  ante  esas  palabras,  no  estaba  dispuesta  a  esperar  tanto  para  conseguir  lo   que  quería, pero supuso   que  no  le  quedaba  de  otra,  por  lo  que, con  dignidad  se irguió , arreglando un poco los pliegues recogidos de su  falda  y   comenzó  a  caminar  en  silencio   hasta el  baño   cerrando  la  puerta   tras de sí. Se paró  frente al  espejo   y  pudo  notar  cuan roja  estaban sus mejillas,  el  calor  que  sentía  por  dentro  era  algo  inaguantable;  abrió  la llave  del  agua  y   puso  ambas  manos  bajo  el  chorro  para luego inclinarse  y  humedecer  su  rostro,  pero  eso no  le  era  suficiente,  necesitaba  calmar  el  ardor  que  sentía en  su  interior de  alguna forma.

Entonces, se  sentó  sobre la  tapa del inodoro  esperando  que se le pasara, pero  en  el  proceso y  sin  darse cuenta, su mano  derecha comenzó acariciar su seno,  mientras  que su  otra mano comenzaba a deslizarse suavemente por su  entrepiernas.

Fuera, aun en el balcón, Marcus disfrutaba de la vista y sonreía, planeando lo que haría con Erika. Aunque su sonrisa no era solo por mera lujuria, el hecho de que ella y él estuvieran juntos por fin, lejos de todos... Le resultaba cautivador. Se acercó a la puerta del baño, aun sonriendo ligeramente y toco un par de veces.

Dentro, Erika movía su mano de forma ágil sobre su empapada ropa interior y gemia por lo bajo. La idea de lo que se aproximaba le resultaba excitante, tanto el hacerlo con Marcus, como su iniciación. Los tejidos comenzaron a hacerse más y más seguidos. Del otro lado de la puerta, Marcus escucho los gemidos ahogados y abrió la puerta suavemente.

Sus ojos se abrieron de par en par al ver esa candente escena, al principio se sorprendió, pero enseguida sacudió la cabeza y sonrió de lado
— Te dije que esperaras un rato — dijo él caminando lentamente hacia ella
— y yo... te ... dije que ... no aguanto ... mas — dijo ella sin dejar de acariciar su sexo. De pronto comenzó a estremecerse y su gemidos eran aun mas fuertes, estaba llegando al orgasmo poco a poco, pero cuando estaba a punto de llegar al éxtasis, Marcos se paró frente a ella y tomándola de las muñecas la detuvo
— No te estás portando bien — dijo él. Luego jaló de ella y la obligó a ponerse de pie — me obligarás a cambiar mis planes
— Lo lamento — gimió ella
— Ya es tarde — diciendo eso, la saco arrastrándola del baño
avatar
Talita
Admin

Mensajes : 18
Fecha de inscripción : 14/12/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Capitulo 2

Mensaje por MMPC90 el Lun Ene 04, 2016 9:04 pm

Sin poner resistencia, Erika se dejó sacar del cuarto de baño. El agarre de Marcus era fuerte, pero no era ni por asomo rudo, tampoco era imponente o brusco. Sólo era determinante, y fue aquella determinación lo que convirtió la chispa de Erika en un volcán.

Marcus la sostuvo entre sus brazos durante un momento y la miro fijamente. Estaba ruborizada y la excitacion brillaba en sus ojos. Sonrió ladinamente y se acercó para besarla. Erika, soltó el agarre y se aferró con fuerza a él, como guiada por un instinto desconocido hasta entonces por ella. Sus lenguas se encontraron en un beso lleno de pasión.

La mano de Marcus se aproximó entre ambos y bajo, colándose en la falda de Erika y tocando por encima de la húmeda ropa interior. De los labios de Erika salio un gemido que quedo ahogado en el beso. Sus piernas se separaron un poco y los dedos de Marcus apartaron la fina ropa y se movieron, acariciando en aquel lugar que Erika conocía tan bien con sus propias manos.

Ella rompió el beso y su espalda se curvo, dejó caer la cabeza hacia atrás y soltó un pequeño gemido. Marcus la sostuvo con fuerza, pero siguió moviendo sus dedos, deleitando su mirada en las expresiones faciales de la chica. Sabia que podía hacerla llegar de aquella forma, y era precisamente lo que se proponía. Y justo cuando ella no se lo esperaba, la hizo girar y quedar frente al espejo de pie que estaba junto al sillón.

Erika clavo la mirada en la de Marcus al tiempo que sus labios formaban una perfecta "o" de sorpresa y apartó el rostro, sonrojada. No era una niñata inocente, pero jamás la habían tocado de aquella forma. Ahora en el espejo se veía como una mujer excitada, estaba despeinada, su ropa estaba arrugada y los dedos de Marcus se estaban moviendo bajo su ropa interior.

-Quiero que mires- Le pidió él, no sonaba como una orden, pero sostuvo su rostro y la vista era aún más excitante.

Su pecho subía y bajaba irregularmente, y la mano con la que Marcus le sostenía el rostro suavemente estabano tan cerca de sus labios que con un corto movimiento atrapó uno de ellos con su boca y lo succiono juguetonamente. De pronto, Marcus introdujo uno de sus dedos en el húmedo interior y la presión en su pantalón aumento, pegando contra el trasero de ella. Las piernas de Erika temblaban, y no podía apartar la imagen del reflejo. Era hipnotizante. No se arrepentía de haber elegido a Marcus como amante. Tenia experiencia y le serviría para la sociedad, además de darle mucho placer.

La mente de Erika se nubló, sus piernas temblaron con mucha fuerza. Marcus, que la sostenía con fueza, sintió como se contraía contra él, contra su mano y un instante después ella se estremeció, profirió un gemido ahogado y empapó su mano. Sus mejillas estaban rojas y su pecho subía y bajaba. Saco la mano de su interior y dejo de sostener su rostro. La abrazo por la espalda y espero a que la respiración de ella se acompasara.

Erika se giro entre los brazos de Marcus, aun sonrojada y buscó sus labios para besarlos. Aún sentía sus piernas debilitadas por el orgasmo, nadie le había hecho llegar antes de aquella manera. No la habían tocado así, ni la habían sostenido así. Quizás Marcus era más de lo que ella merecía, teniendo en cuenta que solo lo estaba usando.

-¿Ahora la señorita va a dejar de ser tan ansiosa?- Pregunto Marcus, pegando su frente a la de Erika y sonriendo ladinamente.

-No creo- Ella río en respuesta, desatando la corbata de él. Ahora que lo había probado, no estaba dispuesta a ceder, quería todo lo que pudiera conseguir.

-Será un fin de semana interesante- Dijo Marcus- Pero ahora se me ocurre que nos demos un baño de agua caliente ¿Te parece?- Propone- ¿Quieres prepararlo mientras voy por una botella de vino abajo?- La besa fugazmente- No hay ninguna prisa, Erika, quiero comerte...- Susurro- Y te voy a comer... Pero ahora sigueme el juego, te vas a divertir- Su mano baja hasta el trasero de la chica y le da una palmada juguetona- Anda, ya vuelvo-


avatar
MMPC90
Admin

Mensajes : 15
Fecha de inscripción : 14/12/2015

Ver perfil de usuario http://historiascompartidas.forovenezuela.net

Volver arriba Ir abajo

Re: Capitulo 2

Mensaje por Talita el Dom Ene 31, 2016 11:26 pm

Erika suspiró resignada, no podía creer que Marcus fuese tan cruel como para dejarla temblando y luego decir que no había prisa en hacerlo. Cuando él salió, se dejó caer sentada sobre la cama y cubrió su rostro, enseguida refregó sus ojos con ambas manos; por alguna razón que no comprendía ella se sentía aletargada, como sí de un segundo a otro el cansancio invadiera tanto física como mentalmente. Aquello lo atribuyó de inmediato a la tención sexual que hubo entre su novio y ella, supuso que tanta ansiedad, le estaba bajando las defensas.
Se obligó a ponerse de pie y se dirigió al baño, se acercó al lava manos, abrió la llave de agua fría y se mojó el rostro un par de veces, enseguida se miró al espejo frente a ella y pudo, por un momento notar vestigios de la conmocionada experiencia de excitación que tuvo minutos atrás, pues sus mejillas aun estaban sorrajadas, sin embargo, ese rubor era de un tono pálido, casi difuso.
Se apartó del lavabo y se dirigió a la tina para preparar el agua caliente, así que llenó la tina, casi hasta el tope. Tal como a ella le gusta, enseguida escogió de un anaquel, un frasco de sales de baño de color purpura, le gustaba la lavanda, eran sus flores y aroma favoritos. Se preguntó sí Marcus las consiguió adrede o sólo era casualidad.
Dejó que las sales comenzaran a despedir el aroma a lavanda, y enseguida, se fue a la habitación a desnudarse, dejando sólo su llamativa lencería blanca trasparente puesta como símbolo de pureza y de virginidad esperando así perderla pronto. Luego cubrió su delgada figura con una fina y vaporosa bata de ceda que sólo le llegaba hasta los muslos y una vez más se dirigió al baño para sentarse en la orilla de la tina con las piernas cruzada aguardando con expectación a Marcus, quien prometía una fin de semana inolvidable. Erika esperaba ansiosa que así fuese en realidad, pues Marcus nunca la defraudaba y estaba segura que esa vez, no sería la excepción.
Después de un rato él apareció con dos copas vacías en una mano y una botella de vino en otra, su dorso y pies desnudos y sus piernas cubiertas por un pantalón de algodón que comenzaba por las caderas y terminaba en los tobillos.
avatar
Talita
Admin

Mensajes : 18
Fecha de inscripción : 14/12/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Capitulo 2

Mensaje por MMPC90 el Lun Feb 01, 2016 12:04 am

-Te ves hermosa- Dijo Marcus, sonriendo al verla.

Dejó las copas en el borde del lavamanos, sin quitarle la mirada de encima a Erika por más de unos segundos. Abrió la botella de vino y lo vertió en las copas. Le dedicó otra pequeña sonrisa a la chica mientras le pasaba una de las copas. Ella le sonreía con expectación y a la vez tenía aún ese brillo de excitación en los ojos, el rubor en las mejillas.

Se sentó en el borde de la bañera con la copa en la mano y susurro:

-Por nosotros- Marcus alzó ligeramente la copa- Por todas las cosas que haremos...-

Le dedicó una intensa mirada a Erika, no podía expresar en palabras todas las cosas que quería hacerle, las sensaciones que quería provocarle. El aroma a lavanda inundaba el ambiente embriagador y sensual, sabía que era su aroma favorito, por lo que no dudo en llevarlo. Se acercó ligeramente a ella y le beso suavemente en la mejilla, el cuello y luego deslizó suavemente la tela de la bata por el hombro, y depositó un beso ahí, en su suave piel.
avatar
MMPC90
Admin

Mensajes : 15
Fecha de inscripción : 14/12/2015

Ver perfil de usuario http://historiascompartidas.forovenezuela.net

Volver arriba Ir abajo

Re: Capitulo 2

Mensaje por Talita el Lun Feb 01, 2016 7:03 am

Erika se dejó llevar por los besos que Marcus le propinaba en los trozos de piel que dejaba a la vista. Ella simplemente se dejó estar, porque al fin y al cabo, su destino era ser sumisa y debía llevar aquel rol a la práctica antes de iniciarse como una miembro de La Sociedad. Por otro lado, la tentación de ser la que dominara era bastante fuerte y deseaba más que nunca verse en ese papel, aunque sea por una sola vez, después de todo Marcus sólo  era aquel que le ayudaría ganar experiencia y lo usaría de todas las formas posible mientras esté a su alcance.
Muy pronto Erika terminó de beber su copa en un  sólo trago, la dejó sobre la esquina  de la tina y se aproximó a Marcus para  ser ella misma quien bajara su pantalón, luego terminó de quitar su bata dejándola caer suavemente por su espalda mientras ella le sostenía la mirada a Marcus. Lentamente se agachó y comenzó sujetando con extrema delicadeza aquel miembro masculino. Erika, simplemente lo besó, nada más que eso, un beso a lo largo de aquel miembro que hizo que él temblara un poco, pero, lamentablemente para aquel hombre, ese gesto sólo era un pequeño aperitivo por parte de su novia. Total, como bien le dijo a ella: no había prisa y sin dudarlo, luego de haberse calmado un poco de la ansiedad, la chica decidió seguirle el juego.
Pero Marcus no estaba dispuesto ir tan lento... no tanto en realidad, quería que ella le siguiera en todo: su ritmo, su juego... sus reglas. La obligó a ponerse de pie y dejándola de espaldas a él, tal como lo hizo frente al espejo, la arrimó a su cuerpo y tras quitarle el sujetador, comenzó a presionar sus pechos y a piñizcar sus pezones de tal forma que ella gimió haciendo que sus ojos quedaran en blanco mientras apoyaba su cabeza en el hombro de Marcus.
Y mientras sus manos se ocupaban de eso, sus labios y su legua nuevamente comenzaron a recorre la piel de la chica, lamiendo y besando todo lo que   estaba a su paso, cuello, hombros... pechos y por último los dedos, cada uno de esos largos y femeninos dedos que le pertenecían a esas hermosa y delicadas manos delgadas degustándolos de manera sensual mientras la miraba a los ojos cuando la hizo voltear hacia él.
Finalmente, y luego de un lago jugueteo, la invitó a que se metiera a la aún tibia tina.  Se sentaron ambos uno frente al otro y sus piernas se entrelazaron en el fondo del agua lleno de espuma espesa.
avatar
Talita
Admin

Mensajes : 18
Fecha de inscripción : 14/12/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Capitulo 2

Mensaje por MMPC90 el Lun Feb 01, 2016 8:36 pm

Marcus buscó los labios de Erika y los besó. Ahí en la cercanía y la intimidad que los vapores del cuarto de baño les generaban besó la boca de la chica como si no existiera mañana. Mientras sus brazos la estrechaban contra él. Sus labios bajaron poco a poco por la línea de mentón y luego el cuello.

Erika estaba en un torbellino de sensaciones, mientras Marcus la besaba, sus manos bajaron hasta el miembro de este, y lo comenzaron a masajear debajo del agua tibia. Podía escucharle gemir por lo bajo, ahogado contra su piel. Se arrimó más contra él y presionó su pelvis contra este, frotándose suavemente, sintiendo el cosquilleo extenderse por todo su cuerpo.

-Vamos- Susurró Marcus, haciendo un ademán para levantarse.

-Lo quiero ahora- Respondió Erika, sujetando con firmeza su miembro bajo el agua- No quiero esperar más-

Marcus sabía que aquello no era el lugar idóneo, por lo que la besó suavemente y la ayudó a incorporarse, aunque ella seguía quejándose a regañadientes, cuando la ayudó a salir de la bañera. La piel de Erika brillaba aun llena de espuma de las sales, con gotas por aquí y por allá mientras él la condujo del brazo de vuelta a la habitación. Estaba por volverse loco por esa chica.

Erika se dejó caer en la cama y le dedicó una mirada suplicante a Marcus. Este, sin vacilación, se acercó y tomó a la chica de los muslos, para separarlos y haciendo que ella se sonrojara solo de ver la mirada de este. Se mordió el labio inferior y sus dedos se enredaron en el cabello de su amante apenas sintió los labios de este juguetear entre sus piernas. Claro que le había hecho esto antes, pero en aquella ocasión se sentía totalmente diferente. Los ojos de Marcus se clavaron en los suyos, con una mirada lasciva y en ese momento comprendió que sentía más deseos que nunca de sentirse dominada.

Marcus se apartó y subió a la boca de la chica para besarla apasionadamente, y luego, con una pequeña sonrisa en los labios se apartó. Se inclinó hacia la cómoda y sacó un preservativo, lo abrió y luego de un momento, estaba listo. Colocó una de las piernas de ella por encima de su hombro y apartó la otra.

Erika soltó un pequeño gritito de placer cuando lo sintió rozar su sexo un par de veces antes de, finalmente, acomodarse lentamente dentro de ella. Sintió un pinchazo en su interior y luego algo de incomodidad, pero apenas Marcus comenzó a moverse lentamente dentro de ella, se dio cuenta de que aunque era extraño, se iba tornando agradable a cada movimiento.

-¿Estás bien?- Pregunto Marcus, parando un momento al ver la cara de ella.

-Estoy bien- Respondió, con una pequeña sonrisa e incorporándose un poco sobre sus codos. Ante su respuesta, Marcus continuó moviéndose dentro de la chica, haciéndola gemir. Cuando sintió que ya estaba lista, bajó la pierna de ella y la aferró por las caderas, moviendo su cuerpo con un poco más de rapidez. Sus pechos rebotaban de forma hipnótica. Aunque no eran grandes, se movían con gracia al tiempo que la espalda de Erika se curvaba y sus manos se aferraban a las sabanas blancas de seda.

Hacía tanto que deseaba verla de aquella manera, sentirla de aquella manera. Su cuerpo se estremecía entre sus brazos como jamás se había estremecido en los brazos de otro, aquella idea era cautivadora e incluso un poco obsesiva.

La mirada de Marcus la hacia sentirse la mujer más deseada. Una vez que la extrañeza de la sensación pasó, Erika se dio cuenta de que solo tenía que dejarse llevar por el placer y los instintos. Se sentía como una muñeca, un títere que era movido por los hilos del placer, en las manos de un titiritero experto, el que era su novio. Ahora estaba completamente segura de que iba aprender todo lo que quería. Marcus se dejó caer sobre ella suavemente y continuó penetrándola, no apartó la mirada de su rostro ni un segundo, como si disfrutara de todos los gestos y sonidos que salían de sus labios. Sus pechos se apretaron contra los de Marcus, y sus duros pezones se estrujaron contra él, mientras que sus uñas arañaron su espalda cuando cayó en el espiral ascendente que era el orgasmo.
avatar
MMPC90
Admin

Mensajes : 15
Fecha de inscripción : 14/12/2015

Ver perfil de usuario http://historiascompartidas.forovenezuela.net

Volver arriba Ir abajo

Re: Capitulo 2

Mensaje por Talita el Mar Feb 09, 2016 12:02 am

Finalmente los dos llegaron al clímax al mismo tiempo, y se mantuvieron unidos en un suave vaivén luego de eso para después sólo dejarse caer pesadamente sobre las blancas sabanas ya manchadas de sangre. Ella se acurrucó en su pecho hundiendo su rostro en los duros pastorales de su novio y él acarició su cabellera de manera inconsciente.

Finalmente Erika se durmió en los brazos de Marcus, sin embargo, él no pudo hacer lo mismo. Cuidadosamente se deslizó por la orilla de la cama, enseguida buscó dentro del cajón de la mesita de noche una cajetilla de cigarros y un encendedor, se metió el cigarro en la boca si encenderlo para a colocarse el pantalón sin ponerse camiseta y luego caminó hasta la terraza. Se asomó en el balcón y encendió su cigarro finalmente, preguntándose, si se merecía tanto cariño, en especial viniendo de Erika, porque sí bien la amaba, no estaba seguro sí a la larga le podía dar más amor que sólo sexo, o sí ella quería mas sexo que amor.

 La amaba, pero él se cuestionaba sí ella sentía lo mismo. Estaba seguro, que su interés no era económico, pues sabía de donde procedía ella y en comparación él era un hombre sencillo pese a los lujos.
Volteó hacia ella, Erika ni se movía de su posición fetal, respiraba de manera ligera y placida. Él suspiró, le dio una calada a su cigarro y miró hacia el frente mientras expulsaba el humo de su boca y fosas nasales.
avatar
Talita
Admin

Mensajes : 18
Fecha de inscripción : 14/12/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Capitulo 2

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.